Deberes de lunes. Semana 29.

A pesar de mi defensa del mes de noviembre, reconozco que me encanta la primavera. Esta semana he dado mi primer paseo pelusero en manga corta, he recogido los abrigos de invierno y he dormido con las ventanas abiertas. Me encanta sentir el fresco del amanecer al despertar.
– El sábado me llamó mi hermana y estuvimos una hora al teléfono. Hablamos de mil cosas como hacíamos antes. Lo echaba de menos. Sentí que volvía a escuchar mis tontos consejos, nos reímos e hicimos planes. Alguno sobre asesinar a su ex pero por lo demás, todo en orden je je.
– El jueves me desperté muy temprano, decidí levantarme y tomarme el día con energía, llegar pronto a la oficina y poner al día mis papeles. Pero quería terminar el capítulo en que estaba de “Kafka en la orilla”. Como siempre, Murakami me atrapó. A veces creo que no entiendo nada, me impaciento, me desespero o me parece que seré incapaz de asimilar sus mundos. Finalmente, estuve a punto de llegar tarde a trabajar pero mereció la pena. Eso sí, me pasa con sus libros como cuando dejo atrás un buen amor, siempre necesito curarme antes de pensar en otro nuevo.
– Me he dado cuenta de algo que hago y me gusta, hasta ahora de forma inconsciente. ¿Os habéis fijado alguna vez en el hueco que queda a veces cuando una piedra llevaba mucho tiempo en la tierra y algo la obliga a salir? Cuando voy paseando, me fascina recolocar las piedras en su sitio. Es una tontería, y prometo que no me obsesiona. Pero me siento como si pusiera cierto orden en el mundo. Lo hago a veces, y el otro día me di cuenta porque Pelusa vino a olfatear, creo que no entendió mi tarea y se sentó pacientemente a esperar. Es algo que nos une, respetar cada una las marcianadas de la otra.
image

¡Feliz semana!

Anuncios

4 comentarios en “Deberes de lunes. Semana 29.

  1. No está mal ubicar las piedras en su sitio: generalmente cuando levantamos una piedra descubrimos un mundo de bichos, caminitos de lombrices, tierra apisionada, pálidas raíces y blancas hojas de pasto… Parecen universos armónicos… Quizá restaurar la piedra en su sitio sea recomponer el orden de esos micro universos.
    Saludos (hermoso perro por cierto!)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s