Ruinas

¿Has oído hablar de síndrome del miembro fantasma? Pues ese es justo mi diagnóstico. Me duelen cosas que no tengo. Personas que no están. Y lo peor… me duele tu amor, sin ser mío.

¿Será que lo que duele es el agujerito que se queda en el alma?

¿Será que cuando alguien ocupa espacio en tu vida, su espacio no se cierra ni se sustituye, y queda un vacío en su lugar? …

Y tal vez conforme avanza la vida, no es que reconstruyamos sobre las ruinas, es que vamos ampliando el espacio (imaginario, virtual o emocional, no sé) construido, de la misma forma que se expanden las ciudades.

Siempre que alguien me dice que he de rehacer mi vida me pregunto por qué creen que la tengo sin hacer. He vivido bastantes cosas como para no empezar de cero… prefiero seguir construyendo zonas nuevas. Además, no sabría por dónde empezar, no creo que haya aprendido tanto como para no equivocarme de nuevo, mil veces más.

Ahora, haciendo inventario, cuento con un rincón zen que hace años era impensable, y es gracias a la vida ya vivida. ¿Cómo voy a rehacer?¿cómo voy a empezar de nuevo?

Nada de eso… en mi próxima construcción añadiré justo al lado de tus ruinas una zona ajardinada, donde plantar mis incertidumbres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s