Dormir, soñar. Despertar.

Estaba a punto de escribir algo poético sobre soñar contigo pero… me quedé dormida y sólo soñé que dormía.

Eso sí, al despertar estabas ahí, mirándome (¡ay, esa mirada!), sonriendo (¡ay, esa sonrisa!). Y yo estaba estupenda, radiante, me sentía incluso un poco sexy…por eso supe que era un sueño. Y me desperté de nuevo, esta vez de verdad, para comprobar que una vez más había dormido sin ti a mi lado.

Lo único malo de soñar que duermes, concluyo, es despertar dos veces.

Anuncios

Un comentario en “Dormir, soñar. Despertar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s