Semana 58.5

Esta semana fue difícil, tanto o más que la anterior,  y siendo sincera, el lunes no encontré el ánimo para escribir. Pero no me parece justo dejar pasar momentos felices o caer en la tentación de pensar que todo fue malo.

Tras mucho tiempo, tomé una decisión muy drástica pero necesaria. Me ha generado días complicados y noches sin dormir, pero creo que será para bien. Y además, siento como si me hubiera arrancado una muela que dolía, en cuanto se cure… todo estará en orden.

He decidido volver a la Gran Vía. No sé por qué, volver a Madrid siempre me hace cargar las pilas, activa mi lado más alegre y me devuelve las risas.

El fin de semana, a pesar del cansancio, y a pesar de los malos momentos que me ha ido regalando mi “muela extirpada”, salió el sol tras varios días. Volví a pasear por lugares que hacía tiempo que no visitaba, y el mundo se mostró en armonía. Las mariposas, no las de estómago, las de verdad, revoloteaban alrededor de Pelusa y se dejaron incluso hacer fotos.

Aunque llego tarde, esta semana va a ser maravillosa, ¡os lo cuento el lunes!

¡Feliz media-semana!

Anuncios

Un comentario en “Semana 58.5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s