Mi primera vez…

​Llevo toda la semana deseando cazar una estrella fugaz, para poder pedir un deseo. Curioso, por cierto, desear un deseo… pero eso es otra historia.

Anoche alguien me invitó a salir a buscar, y no quise ir para evitar situaciones románticas innecesariamente violentas, así que di por hecho que este año me perdería mi perséida… y ahora, al salir de trabajar, ha sido impresionante! He mirado al cielo, como hago cada vez que salgo de un lugar cerrado, y allí estaba, cruzando y dejando su estela, sonriendo o riéndose de mí, no lo sé. 

Y entonces, me ha ocurrido algo nuevo. Aunque hay gente que dice que no les da tiempo de pedir deseos, yo siempre he sido hábil, podría ver un buen número de estrellas antes de quedarme en blanco. Bien, pues hoy, he pensado y pensado y me venían deseos a la mente, pero ninguno me parecía digno de mi estrella, debía ser un deseo espectacular, no una lotería, ni un gran viaje… ni siquiera una casa de campo como la que compré ayer en mi sueño. Y entonces, mi mente me la ha jugado. Ha sacado a flote lo que llevo más adentro. Lo que nunca me atrevo a decir, apenas a pensar.

Mi deseo, el más importante, el más vital y el más imposible… que vuelvan. Porque llevo una semana soñando con mis padres, y aunque es maravilloso disfrutar de ellos y me despierto tranquila y algo más en paz con el mundo… También se hace un poquito más grande el agujero de mi alma.

Hoy ha sido la primera vez en mi vida que una estrella fugaz me ha hecho llorar.

Anuncios

6 comentarios en “Mi primera vez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s