Deberes de lunes. Semana 37.

En estos días comprendo a las madres y padres, que tienen ganas de que termine el curso y olvidarse de deberes, exámenes, madrugones y demás aliños que portan los hijos. Yo que sólo los tengo un rato al día, estoy que me subo por las paredes, ¡vaya semana!
De hecho, ayer después de una caminata de 10km con los adolescentes y familias, estaba tan cansada que hice algo insólito en mí, llegué de trabajar a las dos y media, me di una ducha, paseé a Pelusa y me fui a dormir la siesta. Siempre me sienta mal, pero ayer me desperté como nueva, en la cama y con el pijama puesto… No sabía ni en qué día vivía, y en mi poca experiencia en el tema, intuí que era maravilloso.
Por otro lado, llevo toda la semana preocupada por una amiga, recogió un gato abandonado y vivieron juntos dos años. Ahora por cosas de la vida vuelve a casa y su padre se negó a aceptarlo. Hemos estado buscando soluciones y cuando parecía imposible, Botas ha llegado a casa con su familia, aunque de momento de forma temporal.
Y para hacer honor a la verdad, aunque una semana más he ido hasta arriba de trabajo, reconozco que me encanta lo que hago. Me he reído mucho, por muchas tonterías, pero ¿quién dijo que los mejores momentos deban ser grandes momentos?
Así que, reíd, dormid y ánimo, ¡que ya llega el verano!
Feliz semana!
image

Anuncios

Un comentario en “Deberes de lunes. Semana 37.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s