Deberes de lunes. Semana 34.

¿Os conté cuando llovió un gato? Pues bien, esta semana han aparecido tres patos en la terraza. Sí, sí, tres patos. Y claro, no podía ser de otra manera, pasó a ser uno de los momentos de la semana.  Sobre todo, por el ataque de risa que me llevó hasta el dolor de tripa.
Por otra parte, he pasado mis ratos libres poniéndome al día con algunos “cafés pendientes” con amigos, con mi hermana y mi sobrina. Me da tranquilidad y me devuelve algo de la vida anterior cuando todo iba bien.
Y aunque la semana ha traído algunas despedidas tristes, y me ha costado encontrar los momentos para el recuerdo, he vivido también reencuentros emotivos, y momentos ligeros y divertidos. Ah, y sesiones de peluquería, patrocinadas por los críos que me convierten en una señora elegante con moño después de plantarme dos coletas al estilo tonta del bote.
image

Anuncios

6 comentarios en “Deberes de lunes. Semana 34.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s