Deberes de lunes. Semana 28.

Time waits for nobody… Los días han volado esta semana, tanto que hoy he dudado a media tarde de si era lunes, no me pasaba hace mucho!
– Esta semana he tenido cita con mi dentista, de nuevo. Cada día una aventura, resulta divertido si lo tomas con humor… llegué, no tenían anotada mi cita, estuve esperando una hora y media (que aproveché con “Kafka en la orilla”) y lo que me hizo pensar en mis deberes, conocí a otra de sus pacientes. Una chica joven, que había pedido permiso en el trabajo para acudir, estuvo esperando tanto rato como yo y finalmente nos lo tomamos a risa e hicimos terapia. El caso es que no me fijé mucho en ella hasta que empezamos a hablar, y descubrí que era preciosa. Me resultó muy curioso ser tan consciente de su belleza, tan simple y tan espontánea, parecía de esa gente que no se cuida mucho ni le preocupa su aspecto, pero tiene gracia natural, unos ojos espectaculares y una sonrisa cautivadora. Llevaba tiempo sin cruzarme con alguien tan atractivo, y me gustó.
– He pasado la tarde con Gonzalo, el bebé de mi amiga Cris. Además de ser precioso es adorable, cariñoso, divertido, y listo como nadie (objetividad de tía, of course), a sus dos años absorbe todo lo que le dices. Me he reído muchísimo y él también conmigo, hemos jugado, cantado y visto cuentos, antes de una sesión intensiva de parque que ha acabado con mi espalda. Ha descubierto lo que es un diente de león y hemos soplado todos los del barrio. Me encanta que haya sido conmigo. En algunos años le explicaré cómo pedir deseos…
– El fin de semana, a pesar de trabajar, he aprovechado los ratos libres para conversar con diferentes personas, he sido un poco Gonzalo absorbiendo información y sacando conclusiones. Una de ellas, algo más joven que yo, tras una ruptura volvió a casa de sus padres y ahora tiene conflictos a menudo. Me contaba cosas y me trasladaba a mis veinte años, a enfados con mis padres y a cómo cambia esa visión con los años. Así que, al tiempo que le daba mi opinión y le aconsejaba que hablase y tuviera serenidad, hice cierta cura de recuerdos, cierta reconciliación con mi yo veinteañera.
¡Feliz semana!
image

Anuncios

10 comentarios en “Deberes de lunes. Semana 28.

      1. Hace tanto que ni lo recuerdo, pero me han entrado muchísimas ganas.
        Disculpa, por cierto, lo escueto del comentario. Juro que quería extenderme más, pero el sueño no me lo permite.

        Le gusta a 1 persona

      2. Yo normalmente también me despierto lleno de energía, ¿eh? De hecho, levantarme no me cuesta nada, pero últimamente se me gastan las pilas rápido (en cuestión de minutos incluso). Necesito dormir más 😉

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s