De lugares y nostalgias

Una noche conocí a un tío. Días después me llamó y decidí no volver a verlo. En aquella época tenía claro, o eso creía yo, que no repetiría errores, no vuelvo a pasar dos veces por una calle si sé que no me interesa lo que voy a encontrar. Al margen de que, al recordarlo me he dado cuenta de en qué punto de mi vida estaba (reflexión que de momento guardo para mí), también me doy cuenta de que no siempre es así.
Estoy paseando con Pelusa por lugares que me transportan en el tiempo. No encontraré nada que me haga sonreír. Sin embargo aquí estoy. Dejando que mis pies dirijan a mi mente y no al revés. No sé dónde llegaré ni si seré capaz de volver por donde he venido, o inevitablemente parte de mí se quedará aquí para siempre.
image

Anuncios

5 comentarios en “De lugares y nostalgias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s