Flores de asfalto II

Hoy he llorado en el curro, sólo una lagrimilla de nada. Con los años he aprendido a controlarlo más o menos, pero hoy ha sido muy emocionante.
Hay dos chavales nuevos en el cole, Jaime, de doce años, y su hermana de nueve. El mayor me “confesó” el otro día que estaba acostumbrado a no dejarse pisar, que a la mínima soltaba un insulto o directamente un puñetazo, que siempre había resuelto así las cosas. Al llegar al cole se hizo amigo de varios chavales con su misma forma de resolver y de comunicarse en general, con actitudes muy fuertes que para el resto resultan agresivas, tanto física como verbalmente. Tratamos de hacérselo ver, que aunque para ellos sea habitual para algunos niños es violento, y aunque lo van aceptando, siguen teniendo reacciones bruscas en situaciones concretas.

El caso es que uno de la pandilla está castigado comiendo con los pequeños, por lo que hoy ha tenido que compartir mesa con la hermana de Jaime. En un momento determinado le ha aconsejado (a su manera) que no se metiera en líos, que si dos se peleaban no tomara partido porque se llevaría ella también una bronca, y que se lo diría a Jaime. Al rato, la niña estaba llorando y me ha dicho que le da miedo su hermano. A mí, que los miedos de los niños me rompen el corazón y me parece un encanto de crío a pesar de sus reacciones (yo y mi buen rollo con las “flores de asfalto“) me ha parecido buena idea que él la escuchara decirlo, a ver si reaccionaba mejor que con mis explicaciones. Al principio él no entendía nada, “cómo te vas a asustar si soy tu hermano, no ves que te lo digo por tu bien aunque te grite”. Hemos estado un buen rato hablando, le he hecho ver que él es un tipo grande, valiente, fuerte… pero no todos somos así ni es necesario actuar siempre de esa forma, y le he pedido que abrazase a su hermana, que estaba llorando desconsolada. Le ha costado pero le ha dado un abrazo… y ahí me he derretido. La niña ha empezado a reírse como no la había oído desde que llegó al cole, entonces él también se ha reído… y ha sido un momento mágico.

Hacía mucho que no se abrazaban, han confesado. Y se me han ganado el corazón.
image

Anuncios

22 comentarios en “Flores de asfalto II

  1. Es increíble como ese tipo de reacciones como las de Jaime se corresponden a personas que colocan una coraza tremenda. Pero esa coraza siempre tiene algún hueco por donde se filtra el cariño y el cariño destruye toda coraza. No me extraña que se te haya caído una lagrimita, o dos, o tres…..

    Le gusta a 1 persona

  2. Un blog muy interesante! Te dejo el mio si te animas a seguirme, y si necesitas cualquier cosa puedes contactar comigo en el email que pone en “SOBRE MI”. Estaré encantada en ayudarte y colaborar con tu blog.
    espero que te guste, fotografiarocioph.wordpress.com

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s