Muy de viernes

Odio la expresión “Te lo dije”… Pero ha empezado el año, ¡y nada ha cambiado! ¡Ya os lo dije!

Mi ritmo de vida no ha cambiado, no trabajo menos ni duermo más ni soy más tranquila ni pienso más despacio, ni tengo más tiempo. Echo de menos sentarme un rato a escribir, pero sobre todo a leer, sobre todo porque me pasan mil tontunas por la cabeza y luego se me olvidan. Lo preocupante no es eso (de hecho, de buena os estáis librando, jajaja); lo preocupante es que después paso el rato intentando recordar qué era aquello que dije que haría, qué libro dije que leería, qué película… y así hasta el infinito.

Total, que sólo he entrado por aquí porque me he levantado muy de viernes, descentradísima con este tiempo primaveral y un humor estupendo, así que estoy sentada delante de mi ordenador, mi proyecto, mis cuadrantes… pero la niña que llevo dentro está saltando en plan “¡mira! le ha salido una hoja nueva a esa planta, ¡mira! un mensaje de Ana, ¡huy! voy a felicitar a María, que se me pasó ayer, ¿y si mañana me voy de rebajas?…” vamos, que no hay quien se gane el pan así.

Y he hecho un trato. La dejo un rato por aquí leyendo vuestras cosicas, y después a cambio me deja centrarme un rato.

De paso, me pongo un poco en modo “Querido diario, “, para compartir con quien haya llegado hasta aquí, lo contenta que estoy con mis Reyes (los magos, no los del Palacio con sus niñas preciosas). Van a ser las galletas, ya lo veo, ¡serán materialistas!

Lo más importante, lo que me deja la mejor sensación, es haber acertado y ver un montón de sonrisas al recibirlos, la verdad es que me encanta recibir regalitos pero me vuelve loca hacerlos. Y como estoy un poco loca, hago regalos locos así que la gente sonríe (ahora que lo pienso, ¿será que se ríen de mí y no me entero?).

Yo, como regalos, me quedo con un amanecer alucinante, que se ha repetido esta mañana, y me hace empezar los días con las pilas a tope, con la comida en microfamilia, y con una pulserita que, siendo como soy, anti-joyas, anti-oro,… cuando vi la bolsita temblé, pensando que tendría que fingir que me gustaba, pero oye, ¡me gusta un montón! (adjunto prueba gráfica). El resto de los deseos de mi carta, los añado a mi lista para ir haciendo los deberes del año.

Hala, ahí lo dejo. ¡Voy a ver si ahora soy capaz de trabajar un par de horitas! aunque antes voy a prokrastinar un ratito más… ¡sólo un poco!

2016-01-07-22.51.41.jpg.jpeg

Anuncios

3 comentarios en “Muy de viernes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s