Reflexiones navideñas

Nunca he sido muy navideña, de hecho soy de esas personas que agradecería pasar de puntillas por el mes de diciembre. Pero siempre hubo cenas familiares, comidas familiares, gente entrando y saliendo en casa y regalos más o menos tontos. Partidas de rabino, noches de galas navideñas en la tele y alguna que otra anécdota que permanecía en la memoria un año después para seguir provocando risas compartidas.
Y aunque no soy nadie para aconsejar, ni poseo la verdad… ahora que no tengo a mis padres para celebrar con más o menos espíritu navideño el paso del tiempo, os recomiendo que lo disfrutéis cada minuto, que os riais, que abraceis y os dejéis abrazar. Que hagáis el esfuerzo, aunque lo sea, de pasar tiempo con vuestra familia, lo que entendáis por familia cada cual, y deis gracias a la vida por otro año más.
Os dejo un video muy corto pero muy directo…
Feliz navidad

Anuncios

21 comentarios en “Reflexiones navideñas

    1. Lo malo es que socialmente parece obligado celebrar, ser familiar, desear paz y amor… uggg. Creo que deberíamos estar por encima de estas cosas y tender a equilibrar a lo largo del año, pero es cierto que desde que mi familia se redujo tanto agradezco haberlas celebrado aunque fuera “obligada”. Un abrazo y ¡feliz cambio de año!

      Le gusta a 1 persona

      1. Es cierto que chirria vernos en la “obligación” de celebrar algo familiarmente. Yo soy muy familiar y adoro a mi familia, celebro los días, por ser días, también eventos como cumpleaños, logros… esas cositas que nos gusta celebrar a casi todos. La Navidad, no es algo que me guste celebrar… es complicado hacer otro plan, un plan sencillo, un plan de amigos en estas fechas, incluso un plan innovador… el que más el que menos se “rinde” a la exigencia social y aun sin “querer” entra en la rueda.
        Como tú pienso que tenemos 364 días al año para compartir en familia y atesorar preciosos momentos… Mientras… Seguimos con la tradición.
        Recibo y correspondo tu abrazo. Feliz año también para ti. 😉

        Le gusta a 1 persona

    1. Me refería a lo que ocurre en el vídeo, y sé que a algunos les pasa. Mi hermana sin ir más lejos, era así con mis padres, parece que siempre van a estar ahí, y por eso priorizaba otras cosas en vez de pasar tiempo con ellos, parece que con el que está más cerca (emocionalmente) vas a tener siempre otro momento para verles o mostrarles el afecto. Besicos pre-navideños 😉

      Le gusta a 1 persona

    1. Estoy contigo. Yo también lo veo así, pero ahora que no están, precisamente, me doy cuenta de que la Navidad facilita a la gente mostrar sentimientos que el resto del año no muestran por timidez, falta de costumbre o por lo que sea. Mi madre fue una mujer de poco expresar sentimientos y le venía bien tener “una excusa”, aunque por supuesto lo demostraba de otro millón de maneras, la Navidad era el momento familiar por excelencia.

      Le gusta a 1 persona

  1. Regalar felicidad está bien, pero no a fecha fija que también.¿por qué no lo hacemos todos los días del año y equilibramos la balanza? Las Navidades cuando eres pequeño y toda la familia está más o menos completa. Las ausencias se hacen notar y eso es muy triste. Yo soy como tú, deseando llegue el 7 de enero. Buenas noches.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo también soy de regalar y compartir cualquier otro día mejor que en estas fechas, pero parece que desentona con el espíritu general. A mí me ponen demasiado sensible y bastante triste, así que me cuesta gran esfuerzo sonreír y desear feliz navidad, la verdad. En fin, feliz noche!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s