Días grises

Hay días grises en que todo parece ocurrir sin nosotros. Días en que parece dar igual si estamos o no.  El mundo sigue girando. La gente sigue viviendo. Y uno parece haber salido de Matrix, y es difícil saber si es mejor volver y aceptar las reglas del juego o quedarse en la nada gris de la verdad.
Por otra parte, el gris forma parte de la gama de colores, una parte muy importante incluso cuando todo parece blanco y negro.
Y cuando todo lo veo gris, decido no decidir. Y no hago nada, que tal como lo veo es, en sí mismo, hacer algo. Llámese dejarse llevar, dejar que la vida fluya o confiar en el Tao.
Mañana volverá a salir el sol.
image

Anuncios

7 comentarios en “Días grises

  1. Marciana, lo bueno del gris es que el resto de los colores brillan mucho más por el contraste. Hace falta el grisáceo de vez en cuando para abrir bien los ojos e ir redescubriendo el resto de la gama cromática.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s