¿Sueños demasiado reales?

El domingo me pasó algo alucinante. Pero no tenía la confianza suficiente con quienes me acompañaban para comentarlo. Sé perfectamente que nunca he estado allí, no de forma consciente, por eso la pregunta se quedó en mis labios sin atreverse a salir. Además, por más que hubiera pensado, no encontraría las palabras adecuadas para explicarlo.

Resulta curioso que aquí me parezca más lógico plasmarlo. Estuve en un lugar de esos que aparecen en mis sueños. Un sitio sin nada espectacular, un pequeño terreno, en la parte trasera de una casa, donde una vez celebré una fiesta a la que acudió mucha gente querida, que bailaba, jugaba y reía. No había vuelto a recordar aquel sueño. Al entrar, me quedé sin palabras. Nadie se dio cuenta, porque todos iban hablando, el anfitrión nos enseñaba su casa y nos explicaba que allí había un olivo, esa es la caseta del perro y ahí detrás el huerto del vecino. Yo no sabía si me estaba volviendo loca, si en realidad estaba en un sueño, soñando un recuerdo de otra noche extraña, o si estaba mal de la cabeza, aunque de eso hace tiempo no tengo duda.

En ese instante me sentí como en esas escenas de película donde el protagonista ve un flashback de algo que ocurrió en el mismo lugar en otro tiempo, y a mi alrededor estaban mis acompañantes hablando del olor a chimenea y de lo bien que se duerme en el pueblo, y al mismo tiempo otra gente hablando y riendo bajo las luces de fiesta, incluso me vi a mí misma bailando con una niña pequeña. No me atreví a moverme, por si me rozaba y se rompía el hechizo. Mientras los demás volvían a la casa, yo traté de volver a la realidad. Pero creo que una parte de mí sigue allí, tratando de encontrar una explicación.

18044_285142632963_6275495_n

Anuncios

15 comentarios en “¿Sueños demasiado reales?

  1. Consuela comprobar que no soy la única loca a la que le ocurren estas cosas. A mi me ha pasado con lugares, pero sobre todo con personas. He soñado con personas o me he acordado, casi siempre de gente que hace mil años que no veo y de repente ese día aparecen o bien en persona o bien en una conversación de alguien, y yo ya me pienso que soy medio bruja. Otras veces veo cosas que van a ocurrir y ocurren. Nunca sé cuáles de las cosas que imagino se harán realidad pero cuando lo hacen me da un yuyu que no veas. Voy pidiendo cita con Iker Jimenez??
    PD: Hay una cosa en tu post que me ha llamado más la atención que lo que cuentas en sí mismo. Y es que dices que no tenías confianza para contarlo a las personas con las que estabas y sin embargo te atreves a contarlo en un sitio público a personas que no te conocemos, o si…
    A mi me ocurre esto también, jajajaja, a veces te puede entender mucho mejor alguien que está al otro lado de una pantalla que la gente que te rodea cada día. Besos premonitorios.
    Eso que te ocurre se llama dejà vu.

    Le gusta a 2 personas

    1. Todo lo que describes me ha pasado, Ana. Tengo deja vus de vez en cuando pero esto no fue igual. No sentía haberlo vivido antes, sino que recordaba ese lugar en otra situación, con otra gente, en otra época… Llama a Iker, definitivamente! Besicos!

      Le gusta a 1 persona

  2. Supongo que escribir y dejarlo en el aire te ayuda a soltar esas cosas, sabiendo que las respuestas no serán instantáneas, y que ni tú tendrás que contestar a lo que te digan de forma inmediata. Diciéndoselo a los que tenías delante, contabas con miradas, con comentarios y con preguntas que tendrías que afrontar al momento, y como dice Ana, a veces es más fácil hablar tras un monitor. No trates de encontrarle explicación. A veces esas cosas pasan. Yo hoy estaba hablando por teléfono con una chica y mirando los seguidores de un blog. Mientras hablaba, mi mente me mandaba la idea de que esa misma conversación la había tenido antes con la misma chica, y mirando también los seguidores de ese mismo blog. Besines revividos

    Le gusta a 2 personas

    1. A mí eso me pasa de vez en cuando, incluso a veces durante mucho rato. Pero esta vez fue distinta, por eso me parece algo mágico. Era el lugar pero no la gente, ni siquiera la época del año. Los recuerdos estaban ahí antes, de un sueño real. Como dices, necesitaba tiempo para digerirlo. Besicos mágicos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s