Lista de deseos. Día -4.

Deseo número -4. Cumplir la última voluntad de mi padre.

No he querido pensarlo demasiado desde entonces, y no había querido enfrentarme a ello dándole forma de deseo, ni de nada, la verdad. Pero ahora que termina esta etapa de deseos y en cierto modo planes, me siento obligada a ponerme seria, aunque eso no parezca ir conmigo. Y aunque no es algo que seguramente deba compartir; lo hago para obligarme a cumplir y espero que me perdonéis. Intentaré ser breve y ligera.

SI hay algo que debo “agradecer” a la vida relacionado con la pérdida de mi padre, es haber podido despedirme, ser consciente del proceso y compartir con él todo el (escasísimo) tiempo que tenía libre. Y más aún, haber podido ser sinceros el uno con el otro.

Todo lo que sufrió en sus últimos meses de vida, tanto por la pérdida de mi madre después de sesenta años juntos, como por su deteriorada salud y principalmente por los múltiples engaños, faltas de respeto, chantajes, desprecios,… a los que lo sometió mi hermana, todo eso al final nos unió de una forma muy íntima, aunque siento que la motivó a pisotearlo más aún, si eso era posible.

Será porque teníamos un carácter muy parecido, será porque teníamos una conexión especial, será porque yo siempre fui clara y sincera con él… eso hizo que su propia hija le amargase la vida, hasta el último aliento.

Y él, con ese último aliento y haciendo un esfuerzo digno sólo de él y de su fortaleza, quiso hablar conmigo antes de dormir su último sueño. Dentro de una situación tan dura como verlo apagarse, he de reconocer que me sentí especial por compartir ese momento con él. Pero no me hubiera esperado lo que me pidió.

“Cuéntaselo a la Dolores”. Sólo cuatro palabras, pero él no necesitó decir más, y yo no necesité oír más, cuatro palabras que me dejaron una sensación agridulce, entre la responsabilidad y el alivio. Entre el dolor de la despedida, y la paz de saber que con eso, él estaba pidiendo perdón y se iba tranquilo. Entre la pérdida de lo último que quedaba de mi vida anterior, y sentir que siempre estaríamos juntos a través del relato.

En fin, que en algún momento de mi vida, supongo que dentro de mucho tiempo, cuando duela un poco menos, tendré que escribir todo lo que él nunca contó. Si algún día leéis un libro con ese título, sabréis que estoy detrás, honrando a mi padre y deshonrando a su primogénita.

pa

Nunca se deja de echar de menos.

Anuncios

3 comentarios en “Lista de deseos. Día -4.

  1. Siento mucho lo de tu padre, y que tu hermana le / os tratara así. Espero que le cuentes a la Dolores, que entiendo que será tu hermana, lo que tengas que contarle, y que puedas cerrar así un ciclo que mientras esté abierto puede que día haciéndote daño. No hay nada que perdonar, por favor. Este es tu sitio, estas son tus cosas. Nosotros tenemos que pedirte a ti disculpas si ponemos algo fuera de lugar. Besitos. De esos mágicos que escribí una vez en una entrada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Dolores era como una hermana para mi padre, a la que mi hermana le contó mil mentiras durante todo el proceso. Lo malo de no querer remover ni atacar ni tampoco defenderse (cuando no has hecho nada parece que no deberías defenderte), es que los demás sólo oyen una versión. Gracias por tu apoyo, eres un sol. Besicos!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s